Qué es un miembro-dueño?

¿Se ha preguntado por qué siempre utilizamos la palabra 'miembro-propietario' en lugar de sólo la palabra miembro? Bueno, siga leyendo y le explicaremos todo. ¿Es miembro de algún club? Quizás de Sam's Club, o de Costco. O tal vez tiene una tarjeta de miembro en King Soopers o Safeway. Aunque es bueno tener todas estas membresías, es importante que sepa de inmediato que esto no es lo mismo que ser un miembro de la Westwood Food Cooperative, o, de hecho, de cualquier cooperativa. 

Las empresas cooperativas son increíbles y únicas en su estructura, y se basan en la premisa de la propiedad de los miembros; que los miembros del negocio actualmente son los propietarios legales de esa empresa. Como propietarios, los individuos se involucran en la empresa, tanto de forma financiera como personal, y tienen algún interés en ver que la empresa tenga éxito. Como miembro de Safeway, puede que disfrute de descuentos exclusivos para miembros en determinados productos, pero realmente no tiene algún interés en el éxito o rentabilidad de Safeway como empresa. 

Pero, ¿tal vez usted es accionista de alguna empresa? Entonces usted efectivamente tiene algún interés en la rentabilidad o el éxito de esa empresa. Es de esperar que si usted es accionista, entonces va a realizar compras ahí también o comprará sus productos, y va a animar a sus amigos y a su familia a que hagan lo mismo. Usted reconoce que entre más compradores existan mayor es el éxito y, por lo tanto, mayor es la ganancia. Sin embargo, su propiedad e interés en la empresa se basa en la cantidad de dólares que usted invierte, ¿verdad? Así que con 200 dólares probablemente usted sólo compra una parte correspondiente al uno por ciento de la propiedad, y, por lo tanto, esa parte corresponde al uno por ciento del control de la empresa. De esta forma, decimos que entre más riqueza usted posea, más se va a involucrar en las operaciones de la empresa, los productos, en el trato hacia los trabajadores, y así sucesivamente. 

Con una empresa cooperativa, sin embargo, y en particular con la Westwood Food Cooperative, su propiedad y control sobre la empresa realmente se basa en su persona. Un miembro, un voto. Así que con 200 dólares en la WFC paga por el control de por vida; el derecho y la responsabilidad de votar en el consejo de administración, y orientar la toma de decisiones importantes en las reuniones de cada año. 

Por lo tanto, para ser un miembro-propietario, esta distinción es fundamental. ¡Lo necesitamos! ¡Sí, a usted!, para que se una, y se convierta en el propietario de esta empresa. Al convertirse en un miembro-propietario, no sólo asume la responsabilidad de ser propietario de esta empresa, usted tiene la oportunidad de hacer lo que prefiera; de tomar el control de su propio destino. Únase a nosotros hoy, haga clic aquí.